Irisha Gaytanova

Guardado 13/01/18 18:08 en ZZDOROVE

Comenzar a hablar la cebada \u000aPor la tarde ante la escala del sol ordenen a aquel, a quien la cebada sobre el ojo \u000aHa saltado dentro, sentarse cerca del horno, mojen el dedo índice por la saliva y unten \u000aPor ella la enferma vezhdu. En este momento pronuncien tres veces: \u000aEl sol no el occidente, el día a la salida, \u000aEl ramo sobre el ojo en izvod, \u000aMismo se perderá, como la frente se ennegrecerá. \u000a2 \u000aLleven al ojo enfermo la higa y digan: \u000aLa cebada, la cebada, aquí a ti la higa, \u000aQue quieres esto y comprarás. \u000aCompra seél teremok ni es bajo, ni es alto, \u000aVive en la torre es soltero, sin amigos,

Comenzar a hablar la cebada \u000aPor la tarde ante la escala del sol ordenen a aquel, a quien la cebada sobre el ojo \u000aHa saltado dentro, sentarse cerca del horno, mojen el dedo índice por la saliva y unten \u000aPor ella la enferma vezhdu. En este momento pronuncien tres veces: \u000aEl sol no el occidente, el día a la salida, \u000aEl ramo sobre el ojo en izvod, \u000aMismo se perderá, como la frente se ennegrecerá. \u000a2 \u000aLleven al ojo enfermo la higa y digan: \u000aLa cebada, la cebada, aquí a ti la higa, \u000aQue quieres esto y comprarás. \u000aCompra seél teremok ni es bajo, ni es alto, \u000aVive en la torre es soltero, sin amigos,  Ver más detalles »